El castaño más viejo de España: el 'castañeiro' de Villasumil

El valle de Ancares alberga, posiblemente, el castaño más viejo de España. Se trata del “castañeiro” de Villasumil. Su perímetro es enorme. El interior de su tronco (toro en ancarés) tiene una oquedad (caroca) que podría alojar unas 20 personas. Se calcula que tiene una edad entre 1.500  y 2.000 años. El castaño de Villasumil es un monumento viviente, y es testigo de la historia de Ancares, desde  los antiguos astures hasta la actualidad.

Él ha sobrevivido a imperios y reinos, y da fe de todos los avatares por los que ha pasado Ancares y el resto de España; es como un resumen de la historia de España.

 

El viejo castaño, el más grande y formidable entre los castaños, impasible en Villasumil, ha visto pasar el tiempo; salir el Sol por el Este y ponerse por el Oeste, día tras día; ha escuchado, generación tras generación, el chirriar de los ejes del viejo carro ancarés (carro de eixe de madeira); el esplendor del pueblo de Villasumil, en la época que sus artesanos cereros se dedicaban a la industria y comercio de la cera, y también su posterior ocaso. El castaño de Villasumil, en realidad, se llama “castañeiro de Cantín”.

El castañeiro de Villasumil en todo su esplendor
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Todos los derechos reservados. www.ancaresancares.es. info@ancaresancares.es